Refugio en la Ribeira Sacra

FINALISTA PREMIO COAG 2015
MENCION ESPECIAL PREMIO JUANA DE VEGA 2015

Una lección de arquitectura popular fantásticamente resuelta, adaptada a la topografía, al entorno y al clima. Su estado era de semi-ruína,  se mantiene todo lo bueno: integración en el entorno, volumetría, materiales y soleamiento y se interviene en el interior adaptándolo a las nuevas necesidades: un refugio de temporada  con un único espacio a doble altura volcado sobre el sol y el magnífico entorno, potenciando así la relación con el paisaje.